Entre humo y lágrimas

Entre humo y lágrimas me replanteo una realidad que siempre se me ha hecho dura afrontar tras pocos años viviendo en ella. Me he dado cuenta de que cada persona vive en su propia locura, lo cual me fue inculcado mi madre, cuando me contaba sus tristes historias de aquella dura época llamada adolescencia en la que era una chica depresiva, solitaria y pérdida; Pero aún así consiguió salir de aquella madriguera de desolación después de mucho esfuerzo y voluntad.

Ella me demostró que todos buscamos lo mismo a la hora de desarrollarnos y crecer tanto mentalmente como físicamente, sin embargo a la hora de desarrollarnos todos solemos tomar caminos distintos que seguir y desde mi punto de vista es por que cada uno hemos crecido en locuras totalmente distintas y a las que nuestro cuerpo y mente se han adaptado totalmente y necesitan encontrar un desarrollo que ahora se adapte a nosotros y a nuestra locura. No somos capaces de entender la locura de nadie al menos no del todo ya que quizás en cierto porcentaje sí pero tan sólo es por que ese factor concreto en nuestro desarrollo puede ser parecido o igual.

Mi hermana y yo hemos crecido en un mundo lleno tanto de carencias afectivas como económicas pero las hemos sobrellevado o eso se supone, con respecto a las afectivas ella y yo somos totalmente distintas ya que yo nací en aquella época en la que todo estaba explotando y nadie tenía nada claro, ni si quiera nuestro propio hogar, sin embargo ella llegó cinco años después cuando todo estaba más claro y era más fácil conseguir que nuestra familia nos aceptara pero yo me quede atrás al igual que mi madre.

Nunca he tenido un modelo de familia que implicase amor a no ser que implicase algo más de dinero, pero un día viendo la tele comencé a ver una maravillosa serie llamada smallville que sinceramente me ha salvado la vida, al igual que su protagonista, a mi los Kent me enseñaron de pequeña todo aquello que a mi madre no le daba tiempo, me enseñó a dar lo mejor, a no rendirme,a perdonar y a amar.

Pero siete años después estoy de nuevo totalmente estancada en el mismo drama de mi infancia ¿Cómo amo sin huir? Mi respuesta sigue sin ser clara lo único de lo que soy capaz es de huir de cualquier compromiso afectivo.

Tras haber vivido una escena surrealista con mi hermana que ha vuelto a destapar su vacío interior mientras mi madre se emborracha y yo sólo sé fumar. Me he dado cuenta de que trato de disfrutar una unidad familiar que no tengo, no he tenido y no voy a tener; Todo esto se debe a que nunca he visto como se ama una familia, ya que en mi familia amor se traduce en dinero y todo lo demás es odio. De estos energúmenos me gustaría exceptuar a mis primos que en bastante porcentaje son quienes me han enseñado a desenvolverme en grupo y a amarnos entre nosotros como niños, es decir sin prejuicios; Y a mi madre que aunque me comenzase a tratar como su hija desde hace menos de un año le agradezco mucho todo lo que ha hecho.

Sin embargo gracias a toda esta reflexión he descubierto a quién le digo continuamente te amo, a la soledad, que después de todo lo que he vivido y todo lo que sé que me queda veo que es la única que no me va traicionar y a la única que no debo de dejar ir nunca ya que en cambio el resto va a estar en continua transición acorde a mi locura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s