NECESITO QUE ME EDUQUEN

Desde pequeña he sido una chica muy desapegada a mi familia en general, la mayoría de mis recuerdos son con mis primos y no me refiero a que me descuidaran o no se preocuparan por mi sino que por motivos varios no tenían tiempo suficiente para dedicarme como otras familias hacían con mis compañeros de clases o primos.

Recuerdo como mi día a día era levantarme que mi madre me llevase y recogiese del colegio, luego a comer en casa de mi abuela y pasar el resto del día allí hasta que mi madre saliese del trabajo y pudiera recogernos. Gracias a Dios mi abuela vive en un campo junto a gran parte de mi familia ”cercana” lo que me facilitaba mucho poder ver a mis primos todos los días y salir a jugar con ellos con lo cual mataba bastante el tiempo a parte de tener unos maravillosos recuerdos de aquellos días.

Sin embargo pasaba mucho tiempo triste y llorando desde que mi padre se fue y no fui la única, escuchaba como mi madre rompía a llorar mientras organizaba la casa o dormía, y ya sabéis como son los niños, yo sólo copiaba a mi madre ya que sabía que había algo que no iba bien aunque no me entere de que era hasta muchos años después.

A raíz de esto todas las personas que se hacían cargo de mi hermana y de mí eran tan sólo eso personas que se hacía cargo de nosotras con el único objetivo de devolvernos a nuestra madre tal y como habíamos llegado y cobrar. Todo esto no quita que mi infancia fuera feliz, de hecho cada año que pasa la recuerdo aún mejor, no sé si es por que la recuerdo peor o por que tengo más perspectiva.

A donde pretendo llegar con todo esto es que a mi nunca se me ha dado en casa una directriz de valores éticos a seguir, cosa que tampoco me hicieron en la escuela. En la escuela simplemente me llevaban a charlas aburridas y eternas de las cuales recuerdos los puños en alto morados, la charla sobre introducción a la sexualidad y alguna charla sobre libros y cosas para niños. Estas dos últimas deberían de ser las únicas dos cosas en las que la educación primaria y secundaria deberían intervenir ya que el colegio a pesar de lo que muchos piensen nos estimula mentalmente, nos preparan para pensar por nosotros mismos y nos dan una base de conocimiento mínimo. Aquí es donde está el pequeño limbo entre estimular y adoctrinar, ya que una cosa es dar otra perspectiva de algún tema concreto a los niños o hablarles sobre que podrían hacer en el futuro o contarles por que pasan ciertas cosas, y otra muy distinta es darles una sola perspectiva sobre todo los temas abarcables, ahí es cuando se comienza a influir en el pensamiento colectivo de los matriculados en colegios primarios y secundarios públicos, ya que todos los años escuchan lo mismo y nada más, ven una sola perspectiva y si no reciben otras perspectivas fuera del ámbito escolar, cosa que suele pasar en las familias obreras, acabas con una masa de niños de pensamiento único que nunca se les ha dicho que haya nada más haya de lo enseñado que pueda estar bien a nivel ético y moral.

Realmente no conozco a nadie que piense exactamente igual que su madre o/y padre, de echo la mayoría de personas que conozco son totalmente lo contrarios a ellos. Yo sé que es difícil pensar que un niño puede formar sus propias opiniones políticas pero tarde temprano se acaba haciendo, si hay personas con 30, 40 e incluso 70 años que les da igual la política y no la quieren entender ¿Porqué hay que obligar a unos niños a que oigan constantemente el discurso político del partido que gobierne?

La respuesta es sencilla, los niños no necesitan saber de política, no les influye ni afecta y en el caso de que comprendieran los términos ideológicos tratándose de personas en su mayoría menores de 14 años, no sabrían aceptarlo en su vida, la política y los movimientos ideológicos son términos muy complejos para mentes que ni siquiera son capaces de expresarse con claridad, por eso en lugar de charlas políticas se les debería de reproducir pelis o enseñarles a como protegerse en Internet, cosa que sino recuerdo mal como mucho nos recomendaron hacerlo una o dos veces en los 10 años de educación obligatoria, sin embargo había charlas feministas una o dos veces al año. Un niño nunca va a entender la magnitud del problema hasta que no sepa lo que significa tener una vida de la que cuidar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s