¿REALMENTE MERECEMOS ALGO?

¿Realmente merezco lo que tengo? Si fuese así ¿Quién lo decidiría?¿Yo?¿Porqué? Hoy queridos lectores me gustaría compartir una pequeña reflexión sobre una palabra que he estado escuchando y leyendo frecuentemente desde que comenzaron las navidades hasta ayer mismo, 6 de enero. Por cierto, ¡Feliz y prospero año nuevo a todos! Espero que hayáis disfrutado de estas dulces fiestas<3.

Las fiesta y los momento de estrés son los mejores para darnos caprichos y mimarnos a nosotros mismo, curiosamente en estas fiesta he comprobado personalmente que una gran cantidad de personas, yo incluida, necesitamos autoconvencernos de que si nos merecemos ese caprichito por esforzarnos o por haber pasado un mal trago, yo lo hago con el fin de no sentirme estúpida luego.e

Yo personalmente suelo recurrir mucho a esto y me parece una forma muy tierna de decirnos a nosotros mismos que nos merecemos algo que no va a venir nadie a darnos ya que realmente todo lo que hagas que no sea por o para ti en algún ámbito no va a hacerte sentirte a ti mismo merecedor de algo.

Cuando realizamos acciones para otros ellos son los que deciden que merecemos tras realizar la acción. Esto puede ser tan ambiguo como la elección entre que es bueno o que es malo ya que esto está intrínseco en el propio término. Un ejemplo bastante descarado de esto son los partidos políticos ya que cuando realizan unas de sus propuestas hay tanto personas que lo ven mal como personas que lo ven bien y esto no depende realmente del impacto de la medida ya que a largo plazo la mayoría de la población suele olvidar en problema una vez pasada como dos semanas y los políticos van a seguir haciendo lo que les de la gana, sino que suele depender más la ideología. Lo que vengo a decir es ¿No os parece entrañable todas esas fotos de alcaldes rodeados de pétalos y flores? Por que yo ahora me pregunto ¿Que han hecho para merecer eso? Pues han hecho algo bueno según una parte de la población y algo malo según la otra parte.

En fin lo que vengo a decir con toda esta parafernalia es que cuando alguien te diga que te mereces algo independientemente de si bueno o malo, podéis tomároslo como queráis ya que realmente esa persona está hablando por su propio criterio,a no ser que hable en nombre de un grupo de personas lo cual cambia las cosas y no hablaría sólo por si misma, es decir, que cuando alguien os venga con que os merecéis yo no sé que, no es que nos lo merezcamos por gracia divina sino que hemos hecho algo por alguien o por nosotros mismo y esas acciones nos hacen merecedores de alguna cosa a criterio de según que persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s