ORÍGENES: JUDAÍSMO(2)

La entrada anterior sobre el judaísmo tan sólo traté la historia bíblica para que los Judíos llegarán a tierra prometida. Hoy voy a contaros que pasó una vez llegaron allí.

Como dije anteriormente los judíos por fin habían conseguido llegar a tierra prometida pero no todo era felicidad, también había disgustos ya que los judíos, causado por su situación geográfica siempre han estado expuesto a confrontaciones entre dos grandes civilizaciones como son la egipcia y la mesopotámica

Los judíos consiguieron conquistar Jericó para poder asentarse en la zona agrícola de Canáan. Una vez asentados las tierras se dividieron en doce tribus: Aser, Neftalí, Manasés, Zabulón, Isacar, Gad, Afraín, Dan, Benjamín, Rubén, judá y simeón. Con el paso de los años se acabó formando una teocracia siendo los reyes más reconocidos Saúl, David y su hijo Salomón con capital en Jerusalén, tras el reinado de Salomón, Israel se dividió en dos en las que el reino de Israel estaría al norte y el reino de Judea al sur.

El reino de Israel fue conquistado por Sargón II, rey de Asiria, sin embargo Judea prosiguió sin muchos conflictos hasta que fue conquistado por los Babilonios comandados por Nabucodonosor II ya que los babilonios esclavizaban a los judíos. Los judíos comienzan a escribir el ”Talmud”, los judíos israelíes escribieron la Talmud de Babilonia y los aún asentados en Judea  escriben la Talmud de Jerusalén los cuales constituyen los primeros secciones de la Torá.

No mucho tiempo después los Persas consiguieron conquistar a los babilonios y dejaron que los judíos volvieran a su tierra natal tras 70 años. Consiguieron recuperar sus costumbres pero pocas veces recuperaron su libertad ya que las conquistas a este grupo religioso se han ido sucediendo a lo largo de la historia con poca o ninguna interrupción llegados a un punto que parecería que no tenía fin ya que primero fueron dominados por los asirios, luego los babilónicos quiénes luego fueron dominados por los persas y estos últimos dieron libertad de nuevo a los judíos para is a Israel, pero cómo ya he dicho esto no acaba aquí sino que sigue cómo la pescadilla que se muerde la cola, ya que el Imperio Persa fue conquistado por Alejandro Magno, es decir, el Imperio Griego y no acabó ahí sino que siguió hasta llegar a Israel. Casi llegando a Israel sucedió algo insólito y es que el sacerdote de la ciudad había salido a recibirlo y disuadirlo pero antes de decir nada Alejandro se bajó del caballo y se postró ante el, cosa que rara vez hacía. Cuando le preguntaron el porqué de su reacción su respuesta fue que ese mismo señor se le había mostrado ante él, él no se postró ante el sacerdote, lo hizo antes Dios. Tras estos inesperados hechos por suerte para el pueblo judío Alejandro Magno los incluyó en su Imperio de forma totalmente pacífica.

Tras la muertes de Alejandro su increíble imperio se dividió en los Ptolomeos en Egipto y los Seléucidas en Siria. Como no podía ser de otra forma el pueblo de Israel estaba casi en la frontera de esto dos imperios además de pertenecer primero a los Ptolomeos y luego a los Seléucidas. Todo iba bien hasta que su rey Antiocus IV decidió que los judíos no debían de seguir adorando a su Dios además de tener que llevar un estilo de vida griega y adorar a los dioses griegos, y como no podía ser de otra forma, este mando a matar a todos los judíos, aunque algunos consiguieron salvarse. Entre los que consiguieron huir estaba Judas El Macabeo quien lideró a este grupo de judíos hacía las montañas y tras mucho esfuerzo consiguieron hacer una estrategia lo más decente posible para haber tenido que huir, gracias a Dios consiguieron vencer a las tropas griegas cuando descubrieron el asentamiento judío para volver luego de nuevo a Israel.

De nuevo y como es de esperar tras unos cien años de paz vuelve a llegar la guerra a manos del Imperio Romano quiénes consiguen conquistar nuestra dulce Israel. Pero este es pan de otro día ya que con la continuación de esta historia aprovecharé para comenzar el origen de los cristianos y el porqué el judaísmo se dividió en dos.

Dejo por aquí unos dibujitos explicativos de la imposición griega 😉

Si os ha gustado o veis algún fallo estoy encantada de leer vuestras opiniones, podéis opinar por twitter, los comentarios y si me queréis contactar podéis usar la pestaña de contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s