Lo sé

Eres igual que tu madre

Lo sé, y espero no acabar igual.

Todas acabamos igual.

Me niego a acabar como vosotras derruidas por el lastre de alguien que simple y llanamente no se merece ni tan solo que derrame una lágrima, ni malgastar una gota de saliva a no ser que sea para mantener relaciones carnales. Me niego a acabar viéndome a mi misma como los despojos que otra persona ha dejado tras de si, por que sé de sobra como mi madre trató de inculcar en si misma y no pudo, que no soy ni un despojo ni una dependencia, soy el constante cambio radiante y brillante sediento de aprendizaje y con un profundo anhelo de saber por que todos los seres humanos acabamos igual y aunque sé que acabaré muerta como todos nosotros, también sé y deseo poder llegar más lejos espiritualmente y dar respuestas sin fin a todas esas preguntas que realmente me matan por dentro, el día que esas respuestas tengan fin, el día que no me interese hacerme más preguntas, el día que no tenga más sed de todo, obviando la compañía a lo largo del transcurso de toda mi vida, ese día estaré muerta.

Desaparece de mi vista.

Lo siento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s